ANTES DE ADOPTAR

Los gatos, aunque parezcan peluches adorables, no son juguetes, son seres vivos que sienten dolor y sufren, igual que tú.

La mayoría de los gatos que llegan a nuestra protectora son fruto del abandono, la cría descontrolada, la irresponsabilidad y la crueldad humana.

Si estás pensando adoptar un gato, antes, deberías valorar los siguientes aspectos:

¿Tengo TIEMPO para cuidar de él? (aseo, juegos, visitas al veterinario...)

*¿Tengo suficientes INGRESOS? (comida de calidad, vacunas, desparasitaciones, educación, imprevistos...)

*¿Puedo hacer de mi casa un LUGAR SEGURO para él? (protección de ventanas, balcones, azoteas...)

*¿Soy consciente de los posibles CAMBIOS en mi vida? (mudanzas, pareja, trabajo, familia, llegada de un nuevo miembro...)

*¿Y si tengo ALERGIA? ¿Estaría dispuest@ a medicarme?

¿Estaría dispuest@ a asumir los posibles ASPECTOS NEGATIVOS? (arañar muebles, marcaje con orina, conductas como morder o arañar...)

Y todo esto durante toda su vida, unos 10 o 15 años, incluso más en algunos casos.

 

Nadie te obliga a adoptar un gato, se trata de una decisión tuya, por ello si lo haces debes ser consecuente con tus actos. 

Si no estás dispuesto a asumir tu decisión con responsabilidad NO LO ADOPTES. A pesar de parecer algo muy sencillo, las cifras de abandono demuestran lo contrario.

Si llegado este punto sigues pensando en adoptar, por favor lee detenidamente nuestro proceso y condiciones para a adopción.